jueves, 25 de febrero de 2010

300 | Crisis y sentido

Lo tengo claro: la crisis que estamos viviendo no es una crisis económica, que posiblemente también, sino una crisis de valores y de sentido de nuestras vidas que se está manifestando en lo económico.

Este, creo, es el mayor reto al que nos enfrentamos como personas y como sociedad: dotar de sentido a nuestras vidas, a lo que hacemos y a lo que somos. Se trata de dejar de mirar hacia afuera y de empezar a mirarnos hacia dentro. Dejar de buscar fuera y empezar a encontrar dentro.

Saber cuál es el sentido de la vida es, aparentemente, algo difícil de encontrar. Y es posible que lo sea pero es urgente e importante que cada persona se enfrente en silencio a ella y la responda. Sólo con la respuesta, o teniendo la certeza de que se está en el camino de encontrarla, se puede vivir con sentido y, por tanto, con cierta paz y felicidad.

Puedes construir tu vida sobre arenas movedizas o sobre roca. Yo prefiero construirla sobre roca y por eso no dejo de preguntarme cada mañana cuál es el sentido de mi vida, qué he venido yo a hacer a este mundo y, sobre todo, de qué manera puedo resultarles de ayuda a los demás.

Esta es una de las preguntas claves. Me gusta mucho observar, charlar y compartir con otras personas. Y cuando encuentro una feliz, observo cómo lo ha logrado. Normalmente detrás de una persona feliz suelo encontrar a alguien que se siente bien porque ha encontrado el sentido de su vida, y con frecuencia lo ha hecho en alguna actividad en la que sirve a los demás.

Ayuda a los demás y, sin otro remedio, te ayudarás a ti mismo. Encuentra el sentido de tu vida y muchos de los problemas que tienes ahora desaparecerán. Cada uno de nosotros es libre de escoger en qué mundo quiere vivir y, por supuesto, tú también lo eres.

Sergio Fernández

9 comentarios:

AScen ;) dijo...

Sergio, parece que fue hace poco cuando nos escribise el post 100 y a vamos por el 300, enhorabuena!!!

Hay una frase que dice "sólo una vida vivida para los demás merece la pena ser vivida" Albert Einstein.

Yo también he observado muchas veces que personas entregadas a las demás mantienen un "especial" bienestar a cualquier edad.

Bss y de nuevo felicidades y gracias, por seguir "con" nosotrxs.

ROSAESTE dijo...

A mis 61 años, te puedo contar que la felicidad esta en el servicio al prójimo. El dar sin esperar nada, llega un momento en tu vida que una sonrisa, una mirada de agradecimiento te llenan todos los espacios vacios y ya no puedes vivir sin esas sonrisas.

Gracias por estar ahí.
Rosaeste

Irene dijo...

Muy sensible tu comentario. Y estoy de acuerdo contigo.

Sin embargo en el ambiente de empresa prima el lema: " Aquí va todo el mundo a lo suyo menos yo, que voy a lo mío".

Y de hecho si ayudas o apoyas a alguien enseguida están calculando las razones oscuras de ese apoyo ....
¿en qué consiste el trabajo en colaboración? No lo termino de entender cuando las consideraciones y premios son personales ...
Pero a los que nos gusta el trabajo en equipo ¿cómo hacemos para cambiar esa escala de valores, que está evidentemente en crisis?

aisberg dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
aisberg dijo...

Claro que nuestra vida ya tiene un sentido! ese sentido se llama: !! PAGAR!!.
Paga la hipotéca(quien pudo hipotecarse)
Paga el teléfono,paga la luz,paga el agua,paga a los corruptos ayuntamientos,Estado,bancos,políticos,sgae,empresarios,sindicatos,etc.
No, esto no es una crisis económica esto es una crisis de "cara duras!!" que durante más de diez años han prevaricado contra los intereses de todos los españoles,Nos han hecho creer que éramos los reyes del mambo y ahora hemos topado con la pta realidad. Apaga y vámonos!! que esto está apunto de estallar. Y sí, quedará muy bonito ayudar al prójimo cuando empiece la ebullición.

Miguel Apega dijo...

Estoy de acuerdo. La crisis viene de hace tiempo. Esto es solo un aviso más de que el sistema no funciona, de que pensando solo en enriquecernos nosotros creamos burbujas que al pincharse afectan a todo el planeta. Solo pensando en los demás nos enriquecemos realmente. Crisis? What crisis? Crisis hay en Africa, en Haití, ahora en Chile... Lo nuestro es algo que no funciona hace mucho, nada más. Por cierto ánimo para todos los chilenos y en especial a los que conozco, para que sepan de sus familias y que estén todos bien.

karmen dijo...

a

Anónimo dijo...

crisis de atiborramiento, superproducción, tantos coches, tantas casas, tantos millones, tanto de todo, faltos de cabeza.

Anónimo dijo...

En mi opinión a la base de la crisis económica están otras crisis, como la de valores, transversal en las esferas en las que nos movemos. Nos inculcan que hay que tener para ser, que hay que destacar, ser el mejor... Son ideas que se acaban traduciendo en lo material y en valores destructivos para la sociedad y para uno mismo.

Está claro que el modelo actual no funciona... ¿por qué entonces nos aferramos a él con uñas y dientes?

Un saludo,
Ari