miércoles, 10 de febrero de 2010

292 | Taller de amor


Me he leído casi de una sentada Taller de amor, de Raimón Samsó.

Me parece un libro lúcido, valiente, necesario... y hablando con Raimón, a quien ya le he pedido que se venga al programa de radio de Pensamiento Positivo a contárnoslo, me ha dicho que es un libro para hacer una colada emocional y la verdad que me ha parecido una bonita descripción.

Colada emocional.

Taller de amor arranca explicando que nuestro objetivo debería ser la paz mental y sigue explicando que en la vida sólo hay una elección: el amor o el temor para pasar a tratar el tema del ego, del perdón o de la curación de las emociones.

Me quedo con un capítulo, el del ego, que es el autoconcepto o falso yo, donde he leído lo siguiente:
"Desde luego tú no eres tu trabajo, una edad ni un nombre, ni tus aciertos o errores, no eres tu pasado ni tus comportamientos.
El ego es la autoimagen que fabrica cada persona de si misma, no tal como fue creada sino como trató de crearse a si misma.
El ego es el símbolo de lo que cada uno cree ser.
El ego es el sistema de pensamiento del temor en la mente dividida y simboliza la separación de Dios.
Esta separación la extiende a todo, en especial respecto a los cuerpos, las metes y los corazones de los demás.
El ego se hace, no nace. [...]
El ego es la mente no observada y por tanto inconsciente.
El ego elabora los discursos mentales más inauditos. Hace creíble lo increible. [...] Todo el mundo se fabrica un ego porque todo el mundo parece haber olvidado quien es en realidad."

Si te apetece leer sobre cómo conseguir la paz interior y conquistar la felicidad [porque la felicidad es una conquista] este libro te será de ayuda.

Sergio Fernández

4 comentarios:

margaritasverdes@hotmail.com dijo...

he escuchado el progama de radio
por casualidad.(me he quedado
maravillada ya teneis una segidora
mas, gracias por dar esta direcciòn
en la cual entrare todos los dias

FELICIDADES
comprare el libro

Joaquín y María dijo...

Colada emocional...
Muchas veces las personas nos complicamos la vida con retorcidas frases para tratar de algo que puede expresarse de una forma más sencilla.
Esta simple combinación de dos palabras, colada emocional, demuestra cómo sugerir muchísimo
-y de una manera simpática- con pocos elementos lingüísticos.
¡Enhorabuena a su autor!
En cuanto a la frase "Desde luego tú no eres tu trabajo, una edad ni un nombre, ni tus aciertos o errores, no eres tu pasado ni tus comportamientos", se podría complementar con una expresión que vemos habitualmente en una pintada callejera: "No eres el contenido de tu cartera".
¿Verdad que es también muy significativa?

Manuela dijo...

pues bueno no sé, yo creo uno es todo eso y mucho más, o sea uno es su trabajo porque en él pasa muchas horas al día, a veces más de las que quisiera, y el trabajo le va conformando a él y él va conformando a su trabajo, y uno es su edad, y por supuesto uno es su pasado, sobretodo su pasado y su presente, porque su presente no se explica sin un pasado que recordar, y uno es sus errores y sus aciertos, porque todo eso le han convertido en quien es ahora y gracias a asumir todo eso como propio podrá mirarse al espejo y entender algo de lo que ve, no? hay que asumirse y todo lo que hacemos nos conforma como personas individuales y únicas... y en cuanto a nuestro ego, lo necesitamos para sobrevivir, sino te machacan, para mí el ego es como la autoestima, pero quizá estoy equivocada...

Anabel dijo...

Este texto que has publicado del libro de Raimón Samsó me ha remitido a otro libro que me tomo la libertad de recomendar: "El poder del Ahora" de Eckhart Tolle.