martes, 9 de febrero de 2010

291 | Siempre hay más posibilidades de las que parece

En medio de la actividad incesante y creciente de los últimos días he sacado algunos momentos para ir al cine y la verdad que estoy satisfecho con el resultado. Comento mis últimas películas porque creo que merecen la pena:

INVICTUS
Hay personas cuyo talento sencillamente me deja sin palabras. Es el caso de Clint Eastwood dirigiendo. Cada vez que estrena película vuelve a dar en el clavo y en esta ocasión no podía ser menos con Invictus.
De toda la película, que narra un capítulo muy parcial de la vida política de Nelson Mandela, me quedo con el final del poema Invictus que Mandela emplea como mantra a lo largo de la película: Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma.

El comportamiento de Mandela debería ser ejemplo para políticos y para personas en general y te invito a que te acerques a verla. Merece realmente la pena. Y si estás especialmente interesado en temas de coaching es una película ejemplar para explicar el concepto de empoderamiento.

BUSCANDO A ERIK
Ken Loach ha sido durante mucho tiempo el defensor de lo que queda de esa empobrecida clase media inglesa que cada vez es más baja [y por mi experiencia, mucho más pobre que la española]. y cuando Ken Loach se ha pasado a hacer películas de autoayuda o de crecimiento personal significa que algo está pasando en la sociedad. Y yo me alegro.
De esta película, que es de lo mejorcito de Ken Loach para mi gusto, me quedo con una frase que una especia de coach sui generis que aparece continuamente en la película le repite al protagonista: Siempre hay más posibilidades de las que parece.

CAPITALISMO, UNA HISTORIA DE AMOR
Sé que lo fácil es criticar a Michael Moore por populista, por el uso tan juguetón que hace la información en sus documentales y por mostrar la información sesgadamente. Me da lo mismo. A mi me parece que cumple un papel que nadie hace o se atreve a hacer y para mi eso es suficiente.
En esta ocasión cuestiona el dogma del libre mercado. Nuestra sociedad, como casi todas por otra parte, también tiene sus dogmas: la medicina oficial, el libre mercado, la propiedad privada, el materialismo, el racionalismo, el método científico, etc... y me gusta que alguien lo ponga en tela de juicio. Aunque sea, como en este caso, de manera somera. Pero algo es algo. Recomendable en cualquier caso aunque sin duda es una cinta que en su final pierde el ritmo.

IN THE LOOP
No creo que esta película pase a la historia pero me parece que el tratamiento que hace de la manera en la que funcionan las cosas en política es divertido y original. Para pasar un buen rato. Sin más.

Feliz día del espectador...

Sergio Fernández

3 comentarios:

Anónimo dijo...

No te pierdas "Precious"

dolores dijo...

Hola Sergio

Precisamente mañana tengo previsto ir a ver INVICTUS y además en V.O.
Debe ser una de las pelis que no se deben dejar pasar.
Voy a buscar tambien sobre la de Ken Loach por que el cine inglés me gusta muchisimo.

gracias por tus consejos,

abrazos

Manuela dijo...

hola, llego aquí porque ayer te enganché en un programa de radio, puede ser en punto radio a mediodía? sobre Invictus, qué listo Mandela, el mejor estratega que se me ocurre y con la medida más arriesgada, hay que estar muy seguro de uno para defender que el equipo de rugby de los mismos blancos que te han pisoteado serán tus colores para el Mundial, y ganarse a los negros en esa batalla, y a través también de las pasiones más viscerales del deporte es como Eric, el prota de Ken Loach, engancha a su mito y gracias a él consigue superar las miserias de su vida, qué bueno, mismo hilo conductor en las dos películas para mí... In the loop es asquerosamente divertida, porque así me parece que puede ser la política si te la tomas con humor, y de Moore no comento porque le tengo manía... y Precious y Up in the air? por cierto, siempre he querido saber qué es un coach? es algo así como tu psicoanalista en cuestiones profesionales? como me gusaría tener uno si pudiera pagarlo...