viernes, 12 de febrero de 2010

293 | Nuestros hijos nos acusarán

Este video habla de una realidad que ya está pasando: es posible que los alimentos que ingieras te estén envenenando poco a poco.

Dice este video que "un porcentaje importante de personas sufren enfermedades que la ciencia ahora cree vinculadas a factores medioambientales.

La actual generación de niños será la primera de la historia moderna que tendrá peor salud que sus progenitores. Eso no es aceptable".


Hay algo que tiene que cambiar: no podemos seguir pensando que enriquecernos a todo costa es la mejor manera de vivir. No podemos seguir en un sistema económico que progresa incluso a costa de la salud de las personas a las que en teoría sirve.


Ojalá este documental llegue a la gran pantalla. Me han dicho que en función del número de personas que lo vean en youtube, pasará o no a los cines.


Sergio Fernández



3 comentarios:

JPP dijo...

Sin duda, estos pocos minutos deberían incluirse como previo a todas las películas en los cines y retransmitido en todas las cadenas de televisión, públicas y privadas, a la misma hora, para evitar cualquier zaping y que la gente empezara a concienciarse de que nuestra vida es corta, pero por detrás de nosotros quizás sea todavía más corta o en peores condiciones.

TERESA dijo...

Me ha impresionado el vídeo.
Soy directora de un instituto de secundaria en Cataluña y uno de los temas que preocupa a nuestro equipo es la alimentación de nuestros alumnos y sus consecuencias. También nos preocupa enormemente el incremento de trastornos mentales en los preadolescentes y adolescentes. Los padres, además de inconscientes en lo que se refiere a la alimentación, administran todo tipo de medicamentos a sus hijos sin prescripción médica. O mezclan "red bull" con tranxillium... En fin...
Gracias por hacernos participar de este vídeo.

Teresa Borotau

Palmatum dijo...

Es difícil que los niños coman verduras y frutas. Van a lo fácil, lo que les cuesta menos esfuerzo pelar (plátanos y mandarinas). Se están auto-limitando mucho el paladar al no querer probar sabores nuevos.
Y respecto al tema del vídeo, no me queda claro como la agricultura alternativa pueda producir tanta cantidad como la industrial, desgraciadamente.