martes, 20 de octubre de 2009

235 | No beses, no des la mano, di hola

Cada día tengo menos fe en el sistema médico oficial. Estoy dispuesto a cambiar mi opinión, también lo aviso, pero hoy por hoy es así.

Me lo han demostrado cuando alguna vez que he ido al médico no han sido capaces de ver que soy un todo, que si tengo una dolencia o enfermedad, ésta posiblemente se encuentre relacionada con alguna otra parte de mi cuerpo o con alguna emoción o pérdida o exceso o carencia o con lo que sea. 

No me fío de personas que sí o sí te recetan medicamentos. No creo en los medicamentos, pero sí que creo en la capacidad de mi cuerpo y de la naturaleza para restablecerse de una enfermedad. Creo en la sabiduría ancestral de mi cuerpo más que en los laboratorios farmacéuticos.

Reconozco que me gustaría que mi mecánico y mi médico se rigieran por principios operativos diferentes. Cuando llevo el coche al taller, el señor arregla la pieza, o la cambia [que ahora está más de moda] y no lo relaciona con ninguna otra parte del coche. Exactamente lo mismo que hacen algunos médicos. Lamentable.

Pero lo que me ha hecho tomar la decisión de escribir este post es un cartel que pude ver hace unos días [supongo que seguirá estando] en el Colegio de Médicos de Madrid [C/ Santa Isabel] que decía:

NO BESES, NO DES LA MANO, DI HOLA

¿Pero... hemos perdido el juicio definitivamente?

Estimados señores médicos de Madrid, no sólo pienso seguir besando, no sólo estoy firmemente decidido a seguir dando la mano sino que me parece un desatino y una irresponsabilidad por su parte poner un cartel como este en la calle. Entiendo que el negocio está en vender medicamentos y en hacernos a nosotros consumidores crónicos de estos pero en mi opinión no hay mejor medicina que dar besos y dar la mano y no hay peor remedio que sembrar el miedo. Ni siquiera creo que lo hagan con mala intención pero me parece una monumental irresponsabilidad este cartel.

Yo no sé que piensas hacer tú pero yo lo tengo claro: pienso seguir dando la mano, voy a continuar dando besos y también cuidando mi sistema inmunológico para no tener [que no lo haré en ningún caso, eso por supuesto] que vacunarme de esta último invento para sembrar el pánico llamado gripe A.

Sergio Fernández

10 comentarios:

Rafius T. Firefly dijo...

Estoy de acuerdocontigo.
Sigue asi!

Ascen ;) dijo...

La visión integral de la salud y la certeza de que no hay enfermedades sino personas enfermas, así como la evidencia de la interrelación de TODO con TODO, para bien y para mal, no está reñida con la práctica médica.
Actualmente muchos médicos y médicas y personal socio-sanitario pensamos y trabajamos en esta línea.
Reconozco que por razones múltiples, algunas de ellas de actitud, coexisten enfoques y nos encontramos con situaciones, formas de actuar y decisiones que dejan mucho que desear.
Yo también opino que los besos y acercamiento entre las personas generan mucho bienestar y sólo ocasional y muy justificadamente se deben restringir.
Sin embargo no me gusta que se generalice la bondad de unos métodos poco contrastados, hay tendencias "naturales" que generan gastos no despreciables en muchas personas y eficacias nada demostrables, hoy en día prolifera un negocio para-sanitario.
La mayor parte de la salud de individuos y comunidades no depende de la atención sanitaria, y de los medicamentos sino que está ampliamente relacionada con los hábitos saludables, querer y quererse, la justicia social, el cuidado del ambiente, el desarrollo de politicas que posibiliten la educación, el empleo, la salud, ...
Y sin duda de los "pensamientos positivos"
Salud y abrazos
Ascen

TASARDUR dijo...

Hola Sergio! Yo estoy de acuerdo contigo pero el otro dia me pase por el blog de Aitor Zarate (trencacloskes) y vi un video que a colgado y da miedo lo que se dice en el, no es que lo crea o quizas quiera no creerlo pero la historia de la humanidad ya no a demostrado que los que controlan el cotarro hacen lo que quieren con nosotros y digo "los" por que no se quienes son pero ya me gustaria saberlo.La cosa es que somos conejillos consumidores en potencia y ratas de laboratorio y la gran malloria de personas mientras tenga programas de cotilleo, programas de deportes y tenga una o dos targetas de credito y un misero trabajo para ir cubriendo los saldos el mundo es perfecto. No quiero ser negativo pero!!! no se donde llegaremos y yo tambien seguire dando beso, dando abrazos y dando la mano y nunca me pondre una vacuna que no quiera ponerme ya me pueden matar pero no lo are.Aqui te dejo el link de ese
video.
Un cordial saludo y enorabuena por tu blog.


http://trencacloskes.over-blog.es/article-muy-importante-------37367956.html

Melina dijo...

Hola Sergio con beso y abrazo desde Hermosillo, Sonora en Mexico. Me gusta lo que escribes y estas líneas aún más. El miedo es la ausencia del valor y creo que en este mundo necesitamos más personas valientes que nos preocupemos por ayudar a la humanidad, por lo menos con la calidez de un abrazo, un beso un saludo sincero con los que convivimos cotidianamente...

Pinka dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Sergio.

Os invito a ver el siguiente vídeo que explica un poco los intereses por crear el miedo sobre la gripe y otros miedos creados (como el de la gripe aviar, las vacas locas...) ya olvidados:

http://www.youtube.com/watch?v=gKwk8Kq8QXA&feature=player_embedded

Irreverens dijo...

Nos manipulan a todas horas. Yo seguiré comiendo sano, haciendo deporte y besando a quien me dé la santa gana.

Y, por supuesto, la vacuna que se le pongan ellos.

[Sergio: en casa acabamos de hacernos con tu libro "Vivir sin jefe", porque los dos somos autónomos. Mi compañero acaba de empezarlo y dice que promete mucho.]

Un beso

Mercè milan dijo...

Hola Sergio y comentaristas, un saludo y un "abrazo cordial a todos". Soy enfermera y trabajo en la Seguridad Social, también trabajo fuera como educadora y especialista en teràpias naturales. Es cierto que la Medicina en nuestro sistema, tiene la tendencia a "repararnos" como si fuéramos un coche, pero también es cierto que cada vez hay más profesionales que intentan trabajar de otro modo. Cambiar la tendencia de un sistema, bien sea el sanitario o el educativo no es tarea fácil, a mi sólo se me ha ocurrido trabajar en la divulgación desde mi formación universitaria e intento poner mi granito de arena, aunque sé que es poco. Busquemos ideas innovadoras y conceptos constructivos, no sirve de nada la crítica que no aporta, a la que realmente estamos tan acostumbrados.
Estoy cansada de que critíquen constantemente las terapias naturales profesionales de la medicina que desconocen su funcionamiento, no por ello debo menospreciar los antibióticos, las técnicas quirúrgicas y los avances tecnológicos gracias a los cuales la humanidad ha llegado donde está. En mi lucha personal por hacer de la SALUT una parte más de nuestra vida he aprendido que no hay que ser radicales con nada, sinó aceptar lo bueno de ambas partes e integrar aquello que a mi me funciona. En serio, ¿No pensáis que sería más beneficioso construir un diálogo desde la ciencia y la consciencia?
Os aseguro que no es fácil, pero por algún sitio tenemos que empezar ¿no creeis?
Cuidaros mucho, echinácea líquida con zumo de naranja y unas buenas dosis de paz interior y poco estrés !son la mejor fórmula para estar sanos siempre!

Joaquín - María dijo...

¡Huy, Sergio, cuántas afirmaciones que compartimos!
Lo tuyo de hoy tiene un buen rato de charla en vivo...

Enrique dijo...

Hola a todos. La verdad es que el debate este sobre la medicina es muy interesante y da para horas de radio.

Tengo mucho médico en la familia y y tal vez por eso tiro un poco para casa con mi opinión, pero creo que hay que reconocer que gracias a la medicina la esperanza de vida (en los paises con servicios sanitarios) ha crecido mucho en los últimos años. Pienso que algo habrán hecho y hacen bien.

Si bien es cierto que opino que la medicina se centra demasiado en la cura, y no en el origen de las enfermedades, que sería lo interesante de localizar.

Pero gracias a dios, creo que poco a poco, otras formas de medicina y otros enfoques estan convergiendo y creo que en el futuro se avanzará bastante en este sentido.

Interesante debate.

Saludos a todos

Marga dijo...

Desde luego que sí: recomiendo besos, darse la mano o el pie, según nos pille arriba o abajo, y ZUMOS DE NARANJA EXPRIMIDOS. Ni pastillitas ni leches en vinagre, vitamina C bien rica. ¿Por qué no ponen un cartel que diga "beba zumos de naranja"?
Os aseguro que si bebéis zumos de naranja todos los días es difícil que tengáis alguna enfermedad.