jueves, 8 de octubre de 2009

231 | Casas con derecho a nevera

¿Tienes una casa con derecho a nevera?

Yo le llamo casas con derecho a nevera a aquellas en las que nada más entrar estás cómodo y te sientes con la confianza suficiente para ir a la nevera y cogerte algo.

Hay otras cosas en las que por más veces que te repitan que si quieres algo, te quedas como petrificado en el sofá y sólo en un acto de alocado de valentía te atreves a pedir un refresco: "...pero sólo si tienes algo ya abierto, sino no te molestes".

Me gustan las casas con derecho a nevera. Me gusta que no me tengan que decir que me sienta como en casa porque, cuando es verdad, no hace falta decirlo. ¿Y tu casa, haces lo posible porque sea con derecho a nevera?

Sergio Fernández

4 comentarios:

Ainhoa dijo...

La verdad lo intento....yo le llamo la casa de goma o la pensión del peine.
Sobre todo en verano, por mi casa pasa toda la familia, a veces te sientes un poco invadida, pero por otro lado es un orgullo que todos se sientan con derecho a nevera. Los que más disfrutan del trasiego son los críos.
La duda es...será la compañía o sera por la piscina? ;)

dolores dijo...

Me encanta tu comentario de hoy!!

Estuve varios veranos viviendo en EEUU con una familia americana y de las primeras cosas que me dijeron fue "esta es la nevera, feel free to take whatever you want, anytime" . "Aquí está la nevera, coge lo que quieras y cuando quieras...." y es verdad , cómo tú bien dices que parecerá una tonteria pero te hace sentir en casa.

Feliz viernes!!!
abrazos

Flower dijo...

Hace poco que he descubierto tu blog, y me parece realmente estimulante, lleno de energía y cómo no reflexivo. Creo que a todos nos vendría bien una injección de positivismo cada día, así seguro que nos iría mucho mejor.

Es un placer leerlo. Muchas graciass!!

Nuria dijo...

jajjaja

Bueno pues yo te diré lo que suele pasar en mi casa y es que mi maridin me dice: "tenemos la nevera para alquilar" jajaja y es porque a veces la abres y no hay nada.

Pero si es cierto que cuando viene gente, con los de confianza abren la nevera si les apetece algo. Otros no se animen y otros a los que no quiero abrirles la nevera para nada, la abren.

En definitiva que mi nevera me gusta abrirla, pero como el corazón a quién yo quiera. Va a ser que la nevera por dentro es como si te vieran desnudo, jajaj.

Me ha gustado esto de la nevera. Te he descubierto hace poco por una amiga común. Bueno yo creo que la puedo considerar amiga ahora, porque yo antes era su jefa.

Hasta pronto. Nuria