miércoles, 16 de septiembre de 2009

217 | No interrumpas al que está trabajando

Las personas que creen que no es posible no deberían interrumpir a los que están trabajando.

No recuerdo dónde escuché esta frase pero hoy me he acordado de ella. La cuestión es que esta mañana se ha publicado una entrevista en La Vanguardia que ha suscitado una anormal oleada de respuestas negativa sobre mi libro VIVIR SIN JEFE. Y diré que es la ÚNICA excepción tras varios meses de un bombardeo continuo de entrevistas y correos electrónicos de todas partes de España y más de 150 reseñas y entrevistas para medios de comunicación sobre Vivir sin jefe. Aún así, tengo que reconocer que tanta crítica gratuita me ha parecido injusta.

Dicen los abuelos, supongo que será verdad, que nadie tira piedras sobre el árbol que no tiene frutas.

En cualquier caso, yo me preguntaba por qué todas las personas que se han dedicado el día de hoy a escribir falsedades, a insultar y a criticar un libro que seguro que no han leído, no estarían trabajando en su futuro... qué fácil es criticar y echar la culpa a los demás en lugar de ponerte a sembrar tu propia huerta.

Uno de los comentarios decía "¿Por qué será que la gente se queja del poco dinero que gana y no de lo tonta que es?" Yo no diría eso, sin embargo sí que me pregunto ¿Por qué no escuchamos más? Simplemente eso. He escrito un libro con lo mejor que puedo aportar a los demás, y lo digo sinceramente, y muchos hoy lo han criticado sin ni siquiera leerlo.

Si algo he aprendido en la vida es que todo el mundo, y digo todo el mundo, tiene una verdad que contar. Mi conclusión es que es mejor escuchar que criticar. Y de hecho acabo de leer atentamente todos los comentarios.

Y por todo esto eso me acordaba hoy de esta frase: Los que dicen que no es posible, no deberían molestar a los que están trabajando.

Por cierto, me llevo otro aprendizaje: Desde hoy en las entrevistas incorporaré la costumbre de medir muy bien cada palabra que diga porque algunas frases sin el contexto adecuado pueden resultar, y de hecho han resultado, malinterpretadas.

Aún así, sólo hoy he recibido más diez correos dándome las gracias o comentándome aspectos de Vivir sin jefe y es con eso con lo que me quedo. Espero seguir aportando mi granito de arena, desde la humildad más absoluta, para que todas las personas que en estos momentos lo están pasando mal, puedan mejorar su vida.

Un día fecundo, en definitiva. Ahora, a descansar.

Sergio Fernández

15 comentarios:

Tri dijo...

Sergio: yo no me lo tomaria a mal. La verdad es que la opción de hacer comentarios a entrevistas y artículos en los periódicos digitales suele sacar la peor baba de los frustrados no-reconocidos. No sé qué habrán comentado sobre la entrevista; la verdad es que ni me molesto en leerlos, ya que siempre es lo mismo, sea cual sea el tema... No se puede ayudar a quien no quiere ser ayudado...
Para mí ha sido un descubrimiento. Es más, me he adscrito a tu blog. Y como agradecimiento te dejo una frase que me dijo hace años un payés, y que me acompaña en momentos conflictivos con otras personas: "Más vale una cara de tonto bien administrada, que una finca de regadío" (incido en lo de "bien administrada"). Saludos. Trinitat Garcia

Edu dijo...

Hola Sergio, he estado leyendo los comentarios de La Vanguardia... no te doy ánimos, no creo que a ti te hagan falta, tendria que darselos a casi todos los que han escrito algún comentario, no pueden entender la vida sin un jefe, al que desprecian, del que se quejan y el cual es el que les hace la vida imposible y les paga poco... y hace algún tiempo fueron ellos los que querian que ese empleo fuera suyo, incluso alardeaban de haberlo conseguido delante de sus amigos. Tengo que leerme el libro para ver cuantas cosas me puede aportar, pero viendo la entrevista creo que serán muchas. Un abrazo y suerte con tus proyectos. Eduard Ferran.

Anónimo dijo...

Sigue adelante yo he contactado con tu blog a través de la entrevista y visto lo visto pienso comprarme el libro hoy mismo. Me gusta todo lo que expones en la entrevista y creo que hay que tener valor para responsabilizarte como emprendedor de tu propia vida
Ánimo Aidé

ESTELLE dijo...

La envidia es lo mas malo que hay y lamentablemente en España hay de sobras.
Su único escape para sentirse importantes es poder exponer su fustración de esta manera.
No son mala gente, paciencia y tu a lo tuyo, que te necesitamos.

Joaquín - María dijo...

Había una vez una zorra que deseaba comerse unas maduras uvas que colgaban en alto. Como no pudo alcanzarlas, se marchó diciendo: ¡Bah! ¡Están verdes!
La conocida fábula viene a cuento (ya te lo habrás imaginado...) por los comentarios negativos que ha suscitado la entrevista. Pero no todas las opiniones han sido así; se leen también expresiones de apoyo y felicitación.
Nuestra hija pensaba como tú (ya te lo contamos) y emprendió hace tres años (cuando no existía tu libro) el camino de la autonomía. Es el ejemplo más cercano que tenemos de la posibilidad de tus ideas, Sergio.

Joan dijo...

Hola Sergio,

Voy un poco a la par del comentario anterior de Tri, hace un tiempo que dejé de leer los comentarios que aparecen en los artículos de diferentes periódicos porque creo que son una pérdida de tiempo para el lector, lo que me parece increible es que no haya un filtro más o menos digno para que según que tipo de comentarios ya no salgan a la luz pública, lo único que consiguer es desprestigiar al medio.
Aún no he leido tu libro pero espero encontrarlo en el FNAC para empezar su lectura pronto, no por mi, pero si por mi mujer, me gustaría también saber si conoces el libro "La buena suerte" de Álex Rovira, creo que podría tener unos trazos parecidos al tuyo pero en diferente forma, nada más, mucha suerte con tu libro y tus proyectos y espero tu próxima publicación en el blog.

Saludos,

Joan Jornet.

Mónica Pérez de las Heras dijo...

Hola Sergio,

Como compañera-autora de libros me solidarizo contigo respecto a lo que comentas de las críticas. Los que hacemos un trabajo expuesto al público no tenemos más remedio que acostumbrarnos a las críticas injustas. A mi también me ha costado comprenderlo pero, como dice Michelle Obama, "hay que dotarse de una piel de rinoceronte". Si nos critican es porque "estamos trabajando". Aún no he podido leer tu libro pero espero hacerlo pronto. Un beso muy fuerte y mucho ánimo.

Anónimo dijo...

Hola Sergio,

De todo se aprende y siempre sale algo bueno. He leido todos los comentarios y me solidarizo con todos ellos. No he leido la crítica, sinceramente no me apetece perder el tiempo. No sé que más decir, bueno sí. Que he leido tu libro y me ha encantado. Me he subscrito a tu blog y te animo, por favor,a que no cambies. Sigue siendo tú.

Gracias por tus pensamientos positivos y las frases tan buenas que compartes.

Un saludo

Sol

Gema Pérez dijo...

Después de leer los comentarios de La Vanguardia he tenido la tentación de contestar a algunos, muy molesta por la gratuidad y falta de consistencia de bastantes de ellos respecto al libro o al autor y sintiéndome directamente aludida y ofendida como emprendedora y autónoma que soy, (tanto por el desconocimiento de nuestra situación respecto a cosas tan básicas como el derecho o no a la Seguridad Social, como por las etiquetas colgadas, del tipo “emprendedor igual a persona dispuesta a no tener jefe a costa de los fondos paternos). Tras pensarlo mejor he preferido gastar, (compartir), mi tiempo dejando un comentario aquí. Creo que si con tu libro has ayudado a alguna persona a abrir una puerta en su vida, ya has hecho algo loable y ambos salís ganando. Si alguien, desde el desconocimiento y la estrechez de miras, decide dar un portazo, es él sólo quien sale perdiendo. Eso pienso.
Terminaré con un refrán muy aplicable a esta situación: “No ofende quien quiere, sino quien puede”.

Gema Pérez.

Carmen dijo...

Sergio, mi comentario va también muy a la par de los que he leido hasta aqui. Es una pena que perdamos el respeto por las personas y por sus ideas, y que se lancen dardos sin ver que detras hay una persona y que le pueden doler, son los mismos que despues hablan de comprensión y respeto!. No he leido aún tu libro, por que sinceramente no he tenido un minuto para acercarme a la libreria a comprarlo, pero solo ver el titulo pense que debia comprarlo y leerlo, y ademas apuntarme a tu blog. Tengo Jefe, pero quien lleva las riendas del trabajo no es él soy yo. Y así hago también con todos los aspectos de mi vida. Por favor sigue escribiendo. No ofende quien quiere si no quien puede. Por último piensa que no has fracasado, has adquirido experiencia, Un abrazo, Carmen Ureta

José Ricardo Fernández dijo...

¡ Cuenta también con mi solidaridad !

Hay mucho envidioso, como alguien ha dicho más arriba. Es el gran pecado nacional. Y los desocupados y frustrados también forman parte del pecado.

Es impresionante oír hablar a tánta gente de que no hay trabajo. Es para partirse de risa.

Ánimo y adelante, Sergio.

jeri dijo...

Aupa ¡¡¡sergio tu sigue adelante si los perros ladran es señal que cabalgamos.(gracias a la entrevista he entrado en tu blog)

Anónimo dijo...

´

Anónimo dijo...

És sorprenent que no hi hagi cap comentari crític (ai ai ai...)

No "crec" que l'entrevista a LVG reflecteixi la qualitat del llibre.

De fet l'entrevista és superficial, plena de tòpics (sobre tot de llibres "d'autoajuda empresarial"). Malgrat el llibre descrigui 50 errors, l'autor no comenta en cap moment com n'ha après en l'entrevista (potser l'entrevistador no està a l'alçada...)

No entenc com un emprenedor pot dir que la "crisi ni me viene ni me va". I menys un expert en comunicació: la crisi plana sobre molts petits i grans emprenedors (tant per aquells que no poden superar-la com aquells que troben alguna nova oportunitat)

L'oportunitat sempre està en el context i en les capacitats de l'emprenedor i el seu equip.

I això és precisament el què ha fet (legítimament i com a bon emprenedor) en sergi fer un altre llibre (yet another hyped book) sobre el context de crisi. Llàstima que altres com en Rovira Celma i el de Bés ja ho haguessin fet (i no afirmo que els seus respectius llibres siguin millors).

Muntsape dijo...

Hola Sergio, quizá es verdad que en la entrevista no se refleja adecuadamente el contenido del libro, ni de este blog. La información está sesgada y por tanto, induce a errores ( o así lo ven).Te dejo este proverbio chino "No juzges a alguien hasta que no hayas dado varias vueltas a la luna con sus zapatos".
Saludos