martes, 1 de septiembre de 2009

207 | La cara y cruz de la tercera edición de Vivir sin jefe

Lo cierto es que me ha hecho mucha ilusión regresar de vacaciones y enterar me de que la tercera edición de Vivir sin jefe está en imprenta desde este lunes.

También de que Vivir sin jefe es el sexto libro más vendido en la Casa del libro

Sin embargo, detrás de las por otra parte efímeras mieles del éxito, hay una cara que muchos o no ven o no quieren ver.

Alguna persona estos días me ha dicho: "¿Que suerte, no?".

Y aunque lo cierto es que me considero una persona con suerte y doy gracias a la vida por ello cont¡nuamente, creo que muchas personas cuando ven al pato desplazándose tranquilamente por el estanque se olvidan de que por debajo de esa aparente calma, el pato está moviendo sus patas a toda velocidad para poder deslizarse por la superficie del agua.

Y no todo el mundo está dispuesto a ver que cuando un proyecto funciona, normalmente hay un pato, o varios, que mueven las patas impetuosamente bajo la superficie del agua. 

Y esto me recuerda a una frase que he encontrado estas vacaciones en el muy recomendable libro Tribus, de Seth Godin, que dice así:

"¿Cómo te ha ido el día? Si tu respuesta es "estupendo", entonces no creo que estés liderando".

Y detrás de esta tercera edición [o de cualquier proyecto que lidera o innova], hay muchos días en los que, la verdad, no pude decir "estupendo". Aunque hoy, la verdad, sí que pueda y esté orgulloso del recorrido que está empezando a tomar el libro.

Cuando alguien hable de suerte, pregúntate por las patas del pato.

Sergio Fernández

5 comentarios:

Ana dijo...

Lo primero que quiero decirte es felicidades por tu tercera edicion.Y a las personas que dicen que suerte,les diria que "la constancia es la virtud por la que todas las demas dan su fruto".
Ana

Raquel dijo...

Enhorabuena!!...curiosamente, la suerte, como la inspiración, suelen pillar trabajando.

Raquel

Cris dijo...

Siempre hay factores que no se pueden controlar y que pueden inclinar la balanza hacia un lado u otro. Pero la suerte, en gran medida, es cuestión de esfuerzo, constancia y trabajo.

Cada vez somos más los que sabemos que la suerte hay que trabajarla.

Enhorabuena por la tercera edición!! Sigue moviendo las patitas para que sigamos celebrando esa suerte!!

:D

Sebastián dijo...

Enhorabuena, Sergio¡¡¡ Te lo mereces¡¡¡

Yo estoy leyendo tu libro ahora y después de algunos años en esta bendita lucha de crear y emprender, te felicito por el trabajo. Muy acertado, práctico, positivo y realista. Y cuantos fallos de los que comentas ha cometido un servidor.

Efectivamente, la suerte no se espera, se busca mediante el trabajo, la constancia, el optimismo realista y sobre todo la fe en uno mismo y en sus ideas... Normalmente las personas solo ven la parte bonita o dulce de las cosas y piensan que el éxito viene por inspiración divina y de un día para otro como si nada... Sin embargo, si todos pensaran eso de verdad ¿no habría más emprendedores en este país, aunque fueran equivocados...?

Iniciativas como la tuya son las que hacen falta para intentar levantar la economía de nuestro país...

Un abrazo y adelante¡¡¡¡¡

Sebastián

Anónimo dijo...

Hola Sergio,

Enhorabuena por la merecidísima tercera edición. Hay gente que al trabajo, esfuerzo, constancia y dedicación le llaman suerte. En fín...

Sol