viernes, 6 de febrero de 2009

107 | 10.000 días

Una de los aspectos que mayor alegría y pena me producen a la vez del Pensamiento Positivo es la cantidad de emails dirigidos directamente a mi buzón comentando cuestiones sobre el blog, regalandome ideas o simplemente haciéndome preguntas sobre alguno de los temas que cada día trato.

Me da pena porque si todos estos emails decidieráis hacerlos públicos [en los comentarios], aunque fuera de forma anónima, eso da lo mismo, toda la comunidad del blog ganaría mucho más y me da pena que al final sea sólo yo quien recibe esos inputs.

Sin embargo me da mucha mucha alegría ver que compartís conmigo muchas ideas y sentimientos, muy personales a veces, y que incluso ni siquiera nos conocemos personalmente... ¡Es fantástico!
Dicho lo dicho, ayer me preguntaba una seguidora del blog, a la cual no conozco personalmente por cierto, si cuando me encontraba con un libro que no me gustaba lo acababa de leer o no.
Y me di cuenta de que teniamos un Pensamiento Positivo entre manos...

La respuesta es no. Diré más: absolutamente no. La vida es demasiado breve, y esto en el mejor de los casos ya que puede que más que breve sea fugaz, como para perder el tiempo. Me da lo mismo que sean libros, películas o conversaciones aburridas. Si algo no me gusta me levanto y me largo. O al menos lo hago tan pronto como sea posible. Lo del levantarme en el teatro lo decidí hace pocos fines de semana pero es que a veces me satura tanto moderno y con el cine lo mismo: si no me gusta la pelicula en media hora, la dejo de ver.

Es mi manera particular de protestar contra los ladrones de tiempo. Si a alguien no le gusta este blog, desconecta y se va a otro sitio. Y a mi me parece bien. Entonces ¿por qué iba yo a ver una obra de teatro que no me gusta o a leer un libro que me aburre?
No way, como dicen los ingleses.

Una vida media son 30.000 días, de los cuales 10.000 los pasamos durmiendo. Esto significa que si estás en torno a los 40 años, te quedarán, en el mejor de los casos 10.000 días vivo...
¿De verdad quieres pasarlos leyendo libros que no te gustan o junto a las personas inadecuadas? Yo, ciertamente, no quiero.

Sergio Fernández

3 comentarios:

jmss dijo...

Aunque comparto tu punto de vista, y llevo leyendo tus comentarios desde hace tiempo, a veces me asusta la interpretación que se puede llegar a hacer de todo este asunto: no hay que perder el tiempo con libros que no gustan (dile eso a un/a adolescente con una asignatura que se le atraganta y le explicas que es parte del aprendizaje, que la asignatura en sí no es importante, sino el camino que recorres hasta dominarla. Yo ya me imagino su mirada y los sms con los colegas). No perdamos tiempo con personas inadecuadas... Recuerdo un post tuyo de no hace mucho en el que decías que hay que dar tiempo a la gente para que te muestre el lado bueno. Estoy de acuerdo en ambos asertos, aunque mi duda es ¿dónde está el límite? ¿Cuándo decido que ya he dado bastante tiempo? ¿Cómo saber si le hemos dedicado el suficiente? ¿Me tengo que leer ese libro aunque lo deteste?.
Veo buenos mensajes, aunque cierta ambigüedad que pueden hacer caer en errores y confundir el tocino con la velocidad...
Igual es que hoy tengo el día un poco sensible

Anónimo dijo...

estoy desesperado,me he quedado en el paro,me han estafado y tego una hipoteca que no puedo pagar.
llevo 5 meses sin trabajar,no estot cobrando nada,estoy undido,no se que hacer,no paro de dar vueltas a la cabeza
necesito trabajar es lo unico que necesito para solucionar este problema.
soy de cantabria
porfavor que me eche una mano alguien acepto lo que sea.
soy joven,trabajador,me aclimato a lo que sea.
muchas gracias

Cris dijo...

Como tu mismo dices jmss, no debemos confundir el tocino con la velocidad.

Primero, creo que tenemos madurez y libertad para decidir los Pensamientos Positivos que añadimos a nuestro propio pensamiento, a nuestra vida, y los que no.

Segundo, desde mi punto de vista no tiene nada que ver el tiempo que inviertes durante la enseñanza reglada o el trabajo, con tu tiempo de ocio y tiempo libre. Está claro que todos leemos o hemos leído libros que no nos han gustado, con la finalidad de obtener un título, un trabajo mejor...

Opino que lo ideal en la vida sería no hacer nada por obligación. Pero, si lo llevas al extremo, por ejemplo, ¿cuánta gente debería dejar su trabajo? aunque, si lo miras desde el otro lado, si no te gusta el trabajo que realizas ¿cómo aguantas, eres feliz?

El viernes pasado fuí al cine, le dí 45 minutos a la película, pero es que no había manera, así que, no way.

Está clarísimo, es mi tiempo, que se lo roben a otro, si se deja :)