jueves, 18 de junio de 2009

176 | El camino del corazón


Me apasionan las citas. Me gusta poner citas en mis libros, en mis emails [aunque cada vez lo hago menos, es verdad] y en todo lo que hago...


Por ello, he mimado especialmente la selección de las citas de mi libro.

Hoy, comparto contigo las citas del capítulo uno de Vivir sin jefe, que hablan sobre la importancia de escuchar a nuestro corazón a la hora de tomar decisiones:

[…] cuando ante ti se abran muchos caminos y no sepas cuál recorrer, no te metas en uno cualquiera al azar: siéntate y aguarda. 

Respira con la confiada profundidad con que respiraste el día en que viniste al mundo, sin permitir que nada te distraiga: aguarda 

y aguarda más aún. Quédate quieta, en silencio, y escucha a tu corazón. Y cuando te hable, levántate y ve donde él te lleve. 

[Donde el corazón te lleve, Susana Tamaro] 


Cuando tengas que elegir entre dos caminos, pregúntate cuál de ellos tiene corazón. 

Quién elige el camino del corazón no se equivoca nunca. 

[Popol Vuh] 


Todas las sendas son iguales; no conducen a ninguna parte […]. ¿Tiene corazón este sendero? Si lo tiene, el sendero será bueno. 

Si no, no sirve […]. Ambos senderos conducen a ninguna parte, pero uno tiene corazón y el otro no. Uno significará un viaje 

alegre; mientras lo recorras, serás parte de él. El otro puede arruinar tu vida. Uno te hará fuerte; el otro te debilitará. 

[Don Juan, un guerrero yaqui, según se lo contara a Carlos Castaneda]


Pues eso, que el que escoge el camino del corazón no se equivoca nunca... ¿Y tú, qué camino has escogido?


Sergio Fernández

3 comentarios:

yo misma dijo...

“No se ve bien, sino es con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos”
ya sabes el autor..

piruleta dijo...

Y si el corazón dicta la verdad finalista... dónde aparcamos los instintos y estereotipos? cómo los frenamos si no es con la cabeza? Creo que, precisamente a través de las "asentadas" respiratorias intimistas y puras, podremos forjar "la mente con corazonada": tal vez no sea tan impulsivo, ni tan sencillo, pero tal vez mucho más dura, valiente y fiel a los principios que se van perdiendo, poco a poco, poco a poco... dónde estarán...ahí fuera no los veo.

Anónimo dijo...

¿dónde colocas tu corazón? según el chakra Anahata (centro cardiaco), que en sánscrito significa sin abatir, fresco, puro, sin aflicción...este centro incluye pulmones, tórax, dorsales, brazos y palmas de las manos. ¿por qué será que al abrazar, al coger la mano de alguien querido alguno de nuestros sentimientos florecen? ¿por qué cuando no respiramos bien decimos que nos duele el corazón? mira a ver si bloqueas tu diafragma, si tus hombros están ligeramente caídos y hacia delante y si tu esternón hacia afuera. Mira a ver cómo te relacionas desde ahí, si tu pecho se abre o cierra al comunicarse, si se protege o lanza en las relaciones...tanto por ver, por sentir, por pensar!