viernes, 29 de mayo de 2009

163 | Una idea

Me encanta leer. Reconozco que es una de mis pasiones. Ayer una persona me decía que un libro le había cambiado la vida.

¡Claro!

Un libro, una persona, incluso una frase... más aún: una palabra puede cambiar la vida de una persona.

Una palabra dicha o no dicha puede hacer que nuestra vida tome un rumbo muy diferente. Incluso mucho tiempo después, como esas bolas de billar lanzadas con efecto que tras haberlas lanzado toman un recorrido distinto al inicial.

Mi propuesta para este fin de semana es por tanto, ser muy conscientes de las palabras que empleamos, de las palabras que les decimos a los demás, de las palabras que NO les decimos a los demás pero que deberíamos decirles.

Un libro, una persona, una frase o una persona pueden cambiar la vida de una persona de manera decisiva. Seamos conscientes de ello y actuemos en consecuencia.

¿Estarás atento este fin de semana?

¡Gracias!

¡Feliz fin de semana!

Sergio Fernández

1 comentarios:

yo misma dijo...

empiezo yo: e encanta tu blog, y , para ser nceros, a veces necesito leerlo, y releerlo. me haces mucho bien, por si no lo sabias.dicho queda.besos.