martes, 26 de mayo de 2009

160 | Cuello y estómago

Alguien me ha dicho este fin de semana que aquel que quiera conquistar a una mujer y olvide su cuello y sus muñecas, no tiene nada que hacer.

También me ha dicho que aquella que quiera conquistar a un hombre, no puede olvidar su estómago.

¿Prejuicios o sabiduría popular? No sé, no sé...

Sergio Fernández

4 comentarios:

yo misma dijo...

hay muy buenos restaurantes hoy en día..pero es cierto que una cnita romantica en casa.. para él y para ella, y lo miso conel cuello y muñecas, es unisex.

Esther dijo...

Bueno, me suena más bien a generalidad. Prefiero quedarme con lo particular de cada uno, y cada uno tiene gustos muy particulares. A mi las muñecas no me dicen nada por ejemplo, pero no dudo que haya un porcentaje amplio de mujeres "maniatadas", "manirotas"...ah no! perdón, "manideseosas". Preguntaré.

Anónimo dijo...

Interesante...

En los países asiáticos los trajes tradicionales de las mujeres diferencian los de la mujer casada y la soltera porque los primeros no enseñan la nuca ni las muñecas. Puntos que consideran tremendamente eróticos. Pero creo que más el hombre que la mujer...

Pero la verdad es que yo tengo entre los mejores piropos que me han dicho el siguiente: Estaba yo en un bar charlando con unos amigos y se me acercó un hombre que me dijo, perdona, te lo tenía que decir, llevo una hora mirándote el cuello. Y se fue...

(Alba)

Anónimo dijo...

Cuando se habla de cuello y muñecas yo entiendo que a lo que se refiere es a la afición de las mujeres por las joyas, ¿no?