lunes, 21 de diciembre de 2009

273 | Llámeme Dios














Me mandaron este chiste recientemente y me pareció buenísimo. Además me imagino que cualquiera que haya pasado por una hospital le resultará probablemente familiar..

4 comentarios:

Mercè milan dijo...

Como te pasas Sergio!, pero por desgracia reconozco que tienes razón... Mercè, enfermera.

La enfermeras no somos así verdad?
Feliz Navidad!

Anónimo dijo...

Mejor todavía Mercè, las enfermeras soís Diosas!!! Disfrutad, aunque sea Navidad!!! Paco

Arcana Mundi dijo...

Estimado caballero:
Puesto que ambos compartimos la misma atracción por la obra del genial autor alemán Michael Ende; Momo, es mi ilusión invitarle a leer mi humilde ensayo acerca del libro en cuestión, ejercicio que se prolongará a lo largo de varias semanas y que iré publicando en mi humilde blog.
Espero que sea de su agrado este viaje, que lejos de ser únicamente expositivo también intentará ser interpretativo. Sobra decir que sus aportes enriquecerán esta sencilla labor de crítica literaria.

Guichel dijo...

Llámeme "ángel de la guarda". Una de las muchas enfermeras comprometidas con la sociedad.